Carrión de Calatrava

Con una población que sobrepasa los 3.000 habitantes, y una extensión de 95,77 kilómetros cuadrados de término municipal, el municipio de Carrión de Calatrava se sitúa en la zona denominada "Campo de Calatrava", en el centro-norte de la Provincia de Ciudad Real. Limita al Norte con los términos de Fernán Caballero y Peralvillo, pedanía de Miguelturra, al Sur con Miguelturra, al Este con Torralba de Calatrava, al Oeste con Ciudad Real. Este municipio fue testigo de grandes hazañas en la Edad Media. La historia de la villa de Carrión de Calatrava está firmemente unida a la de la Orden militar de Calatrava, la cual tiene su origen en este municipio, en las actuales ruinas de "Calatrava la Vieja". Carrión de Calatrava era una pequeña aldea a 6 kilómetros al sur de la fortaleza de Calatrava la Vieja, que ya existía en el siglo XII, y que se fue poblando con los habitantes de "Calatrava la Vieja" y del "Turrillo" (otra aldea cercana) uniéndose los terrenos de estos lugares configurando el actual término municipal. Su economía depende en gran parte de la agricultura, sobre todo del viñedo y su transformación, en esta localidad existen varias bodegas con fama de elaborar uno de los caldos más interesantes del panorama enológico actual de La Mancha. En el término existen testimonios de primitivas culturas, siendo el principal la propia Calatrava la Vieja, cuya situación en un lugar estratégico por el paso del Guadiana, la hacen acreedora de haber estado habitada desde épocas prehistóricas; cerca y aguas arriba de Calatrava, existe en medio del cauce una destacada motilla, que tal vez fuera vivienda protegida por el agua que la rodeaba, la cual figura en las descripciones de bienes de la encomienda de Carrión. En la época de la dominación romana y su inmediata antecedente parece no haber duda de la importancia de la plaza de Calatrava, que debió ser un punto estratégico relevante, a causa del paso de la corriente del Guadiana por dos importantes itinerarios que pasaban la meseta con dirección norte a sur, por lo que la trayectoria es identificable tanto en los actuales caminos rurales, donde sigue el camino de Almagro, como en la topografía urbana de Carrión. Pero su mayor importancia la alcanza bajo dominio musulmán a partir del siglo VIII. Después de muchos avatares y pasar de manos musulmanas a manos cristianas, en diversas ocasiones, se consolida el dominio cristiano en toda la comarca ocupándose de su defensa la Orden Militar de Calatrava, creada por el templario Raimundo, Abad de Fitero. En el año 1217 se traslada la Orden a la nueva fortaleza de "Calatrava la Nueva" (entre Aldea del Rey y Calzada de Calatrava, cerro "Alacranejo"), debido a lo insalubre del lugar (estancamiento de aguas del río Guadiana, dando lugar a epidemias). Por lo que poco a poco se fue despoblando. La evolución de Carrión de Calatrava a partir de entonces, es de constante evolución, recibiendo el título de villa, subiendo de población, teniendo jurisdicción en primera instancia; todo ello dentro de los avatares y guerras que se sucedieron en los siglos XVI, XVII y XVIII